cascadas natura

cascadas natura Tijuana

5 formas de viajar a una de las regiones más codiciadas de Nueva Zelanda

Hace miles de años, los glaciares tallaron un fiordo en las montañas, creando escarpados acantilados que se adentran en el mar. Hoy en día, Milford Sound es muy popular entre los visitantes de Nueva Zelanda por su escarpado paisaje y la fauna que florece en uno de los parques nacionales más bellos del mundo.

Los visitantes pueden explorar Milford Sound en barco, en kayak o recorriendo los senderos de la orilla. En un crucero por el estrecho, el barco se acerca lo suficiente a los acantilados como para ver el arco iris en las cascadas y sentir el rocío.

Ves focas peleteras tumbadas en las rocas de la base de los acantilados y pingüinos agitando el agua de sus alas. A veces los delfines siguen al barco.

Milford Sound forma parte de Te Wāhipounamu, la zona del suroeste de Nueva Zelanda reconocida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad por las plantas y animales únicos que allí se encuentran. Abarca cuatro parques nacionales con muchas zonas remotas a las que sólo pueden acceder los excursionistas.

Milford Sound es uno de los lugares más accesibles de esta zona del patrimonio mundial, por lo que los visitantes pueden experimentar la naturaleza salvaje y ver las aves autóctonas y la vida marina incluso si no son aventureros activos al aire libre.

Muchas empresas ofrecen excursiones a Milford Sound, y hoy te traemos cinco formas diferentes de viajar hasta allí.

1. AUTOCAR

Un autocar es cómodo, ya que puedes estar de pie y estirarte y el viaje es suave. Al estar los asientos a gran altura del suelo, es fácil ver por encima de la vegetación de la carretera para obtener una buena vista. Varias empresas turísticas ofrecen viajes desde Queenstown y Te Anau, y es la opción más económica.

Milford Sound está a unas 4 horas en coche de Queenstown y a 2 horas de Te Anau, por lo que puede ser una excursión muy larga. Las recogidas en Queenstown se realizan a partir de las 7 de la mañana y el regreso se produce en torno a las 7 de la tarde.

Algunas personas optan por tomar un autocar hasta Milford Sound y luego regresar en avión o helicóptero para que el día sea menos agotador.

2. EXCURSIÓN EN MONOVOLUMEN

Una excursión en monovolumen es ideal si prefiere estar con un grupo más reducido de personas o si es un grupo que desea un vehículo para su uso exclusivo. Al igual que con los autocares, hay varias empresas que ofrecen excursiones en minivan desde Queenstown y Te Anau.

Algunas ofrecen vehículos de lujo con asientos más acolchados y cristales tintados, aunque el espacio en los monovolúmenes es más reducido que en los autocares, lo que puede ser un problema para quienes les gusta estirar las piernas.

Los monovolúmenes también hacen paradas panorámicas de camino a Milford Sound. Suelen ser más flexibles en cuanto a los lugares de parada, ya que pueden aparcar en espacios más reducidos a lo largo de la carretera. El tamaño más pequeño del grupo significa que entrar y salir del monovolumen es más rápido que un autocar, maximizando el tiempo en cada parada.

Al igual que las excursiones en autocar, los monovolúmenes le llevarán a Milford Sound a tiempo para realizar un crucero por la tarde. El regreso en avión es también una opción para quienes deseen un día menos cansado.

El coste de las excursiones en minivan es ligeramente superior al de las excursiones en autobús, pero sigue siendo más barato que las opciones aéreas.

3. COCHE DE ALQUILER

Los visitantes que disponen de un coche de alquiler pueden pensar en conducir ellos mismos hasta Milford Sound, ya que ya disponen de transporte y el coste de la gasolina adicional parece económico en comparación con una excursión. Hay varias cosas que vale la pena conocer antes de hacerlo:

– Si se quieres conducir, es mejor alojarse en Te Anau y conducir desde allí, en lugar de intentar ir y volver de Queenstown en un día.

– Comprueba el estado de la carretera de Milford antes de ir, ya que es propensa a las avalanchas en invierno y primavera, y puede haber obras en el camino.

Con un poco de planificación, podrás disfrutar de un viaje relajado a tu propio ritmo.

La conducción autónoma ofrece flexibilidad para las personas que quieran detenerse y pasar más tiempo explorando el paisaje.

Si quieres tomarte tu tiempo para explorar la carretera de Milford, es posible pasar la noche en Milford Sound. Esto significa que podría hacer un crucero en barco por la mañana, que está menos concurrido que el de la tarde. También tendrás tiempo para pasear o hacer kayak en Milford Sound.

4. AVIÓN

Volar a Milford Sound en una avioneta resulta atractivo para quienes no disponen de mucho tiempo. Es la forma más rápida de llegar a Milford Sound desde Queenstown, ya que es posible ir y volver en medio día o incluso menos.

Aunque volar ahorra tiempo, cuesta más que los viajes por carretera. Además, los vuelos tienen más probabilidades de ser cancelados en caso de mal tiempo que un viaje en autocar o monovolumen.

Algunos viajes en avión sólo sobrevuelan el sonido, mientras que otros aterrizan en el aeropuerto de Milford Sound para que los pasajeros puedan unirse a un crucero. El vuelo sigue una ruta diferente a la del viaje por carretera, atravesando las montañas.

Así se obtiene una vista de pájaro del paisaje alpino, lo que significa que se pueden ver lagos azules y claros y glaciares en valles remotos.

Consejo profesional: Si toma una excursión en autocar o monovolumen hasta Milford Sound y vuela de vuelta, podrá disfrutar del paisaje desde todos los ángulos.

Algunos vuelos recorren otras partes de Te Wāhipounamu, viajando a Doubtful Sound y Dusky Sound, menos visitados que Milford Sound, o sobrevolando el glaciar Franz Josef, otro popular punto de interés turístico. De este modo, se maximizan las oportunidades de hacer turismo en la zona.

5. HELICÓPTERO

El helicóptero es otra opción rápida para los visitantes con poco tiempo. Al igual que las avionetas, los helicópteros sobrevuelan las montañas hasta llegar a Milford Sound y también atraviesan los valles, lo que permite a los pasajeros ver de cerca cascadas, bosques y montañas.

Pueden aterrizar en bellos y remotos parajes, junto a un lago, en un glaciar o en una playa. Algunos vuelos en helicóptero ofrecen un picnic gourmet en un entorno prístino, lejos de las habituales multitudes de turistas.

Para una familia o un grupo pequeño, ésta sería una forma especial de experimentar la naturaleza, parte del viaje de su vida.

El helicóptero es la opción más cara, pero llevan unos pocos pasajeros, así es posible adaptar una excursión a sus propias necesidades. El vuelo en helicóptero puede combinarse con un crucero por Milford Sound y visitas a Doubtful Sound o a los lugares de rodaje de El Señor de los Anillos.

Te puede interesar: 5 lugares donde se filmó la pelicula El señor de los anillos en Nueva Zelanda

Puros Viajes Read More 

Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Clima hoy

Entadas recientes

Categorias