cascadas natura

cascadas natura Tijuana

Corrientes

Antes de que se realizara la marcha del pasado domingo, ya había causado un efecto desquiciante en el ánimo de Andrés Manuel López Obrador. Quien se dedicó a vilipendiar – mañanera tras mañanera- a comunicadores, empresarios, intelectuales y adversarios políticos a quienes trató de antidemócratas, clasistas, colonialistas, imperialistas, reaccionarios y traidores de la patria.

Pero, en realidad, los que pusieron al Peje en un mayúsculo entredicho y descrédito no fueron encumbrados sino valiosísimos comunes y corrientes, muchísimos de los cuales marcharon para defender al IFE: a la institución y a su marco legal; no en favor de consejeros o magistrados. Varios de los cuales no solo deberían renunciar; sino hasta ser juzgados por sus trapacerías.

Los comunes y corrientes que quieren un presidente “para todos los mexicanos”; y no solo al que favorece a sus seguidores, muchos de ellos fanáticos secuaces. Que siendo muchos, no por ello están exentos de culpa por apoyar a un mandatario mesiánico, intransigente, intolerante, impositivo, embustero y de estilo trapisonda…

La trapisonda es bulla, confusión, embrollos, enredo, pleito y riñas. Esa es la manera de hacer política del presidente Andrés Manuel López Obrador. Quien no trata de convencer; sino de imponerse a toda costa. Arrasando a quienes no le den la razón.

Queriendo minimizar la marcha, la que no podía anular o prohibir, se sacó un par de ases bajo la manga: “Que lleguen al zócalo y no al hemiciclo a Juárez porque van a perturbar a don Benito” y en la víspera lanzó un hipócrita parabién: “Les deseo mucha suerte”.

Lo del zócalo quizá era plan con maña bajo el supuesto de que los manifestantes no alcanzarían a llenarlo. ¡El cálculo le falló rotundamente! Por lo demás, la suerte está echada: ya que miles y miles “de comunes y corrientes” dejaron en claro que no están ni remotamente de acuerdo con su facciosos modo de gobernar.

PALABRA DE HOY: CORRIENTES Del latín ‘currens, -entis’, la palabra corriente procede del antiguo participio activo del verbo correr. Pero, en el español que hablamos todos los días, corriente además de ser lo que corre, fluye, pasa o transcurre; también alude a lo que sucede con frecuencia, lo que no es extraordinario y -muchas veces- muy simple. Lo que es fácil sin complicaciones ni atorones… por ello, “los comunes y corrientes” atienden a lo normal englobando lo masivo, y -sin tener mayores pretensiones- y si participan llegan a imponerse sin que nada ni nadie pueda impedirlo.

DE MI LIBRERO: TIRANO BANDERAS Considerada entre las 100 mejores novelas escritas en español durante el siglo XX, Tirano Banderas, del escritor español Ramon del Valle-Inclán (1866-1936), se sitúa en un lugar ficticio, Santa Fe de Tierra Firme, en donde un tirano gobierna de manera despótica, opresora y terrorífica…

Santos Banderas, apodado Tirano Banderas, finalmente acaba derrocado por un movimiento revolucionariopopular encabezado por un joven idealista y secundado por el compadre del propio dictador.

En capítulos breves, en la novela abundan americanismos dichos por personas comunes y corrientes.

*- El autor es profesor de Redacción Creativa en Cetys Universidad.

 Noticias de Tijuana | EL IMPARCIAL Read More 

Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Clima hoy

Entadas recientes

Categorias

Recibe las últimas NOTICIAS y BLOGS en tu correo

Al suscribirte recibirás un correo diario con las últimas noticias y blogs, Puedes darte de baja cuando quieras.

¡No Enviamos spam! Lo prometemos.