cascadas natura

cascadas natura Tijuana

Holbox: guía definitiva de qué hacer y dónde comer en la isla

Holbox, Quintana Roo, es un destino diferente. Lejos del glamour que ha florecido en otras zonas del Caribe mexicano, la isla demanda a sus visitantes pagar el precio por descubrir su belleza. Lo mejor es llegar con toda la información, para eso hicimos esta guía definitiva de qué hacer, a dónde ir y dónde comer en Holbox.

Deja la vestimenta elegante y los zapatos en casa. Ponte las sandalias, la ropa más cómoda… y mucho repelente. ¡Bienvenidos a Holbox!

¿Qué hacer en Holbox?

¡Buena pregunta! De entrada, es importante hacer una advertencia: Holbox es un paraíso para quienes buscan encontrarse con la naturaleza y sus maravillas. Así que si tu idea de unas vacaciones geniales implica muchas actividades y entretenimiento, tal vez no es el destino ideal para ti.

Por otro lado, si lo que buscas es tranquilidad, desconectarte de la civilización y disfrutar de espectáculos naturales, te espera la aventura de una vida. Aquí podrás nadar junto al pez más grande del mundo en el día y entre aguas fosforescentes por la noche. Remar entre laberintos de manglar, aprender a volar encima del mar y contemplar los atardeceres más espectaculares que hayas visto.

Estas son algunas de las mejores actividades en Holbox, ¡toma nota!

Tour de las Tres Islas

Entre los tours de Holbox, este es el clásico. Le llaman “de las tres islas” pero es un nombre engañoso: realmente se visitan dos islotes y el tercer punto es un ojo de agua que se ubica en el continente, al otro lado de la laguna. Los dos islotes se llaman Isla de la Pasión e Isla Pájaros, ambos son punto de congregación de diversas aves migratorias.

Además de observar a estas aves, en las diminutas islas puedes disfrutar de playas apacibles y tomar buenas fotos. Mientras tanto, Yalahau y sus refrescantes aguas dulces son el broche de oro del tour.

Expedición tiburón ballena

La temporada del tiburón ballena va de mediados de mayo a mediados de septiembre. En este período, los viajeros tienen la oportunidad única de nadar junto al pez más grande del mundo. No es la experiencia más económica en la isla, pero sin duda es una de las más mágicas.

Nadando con tiburones en Holbox.

Es increíble pensar que estos gigantes apenas habían sido vistos unas 300 veces hasta la década de 1980. En los noventa se descubrió que la zona al noreste de la Península de Yucatán congregaba a cientos de ellos cada año, reunidos para un festín de krill y huevos de bacoreta. Desde entonces, los humanos hemos tenido el privilegio de admirar la majestuosidad de este gran animal cada verano.

Ojo: asegúrate de tomar un tour con un operador autorizado que cumpla con las regulaciones ambientales.

Bioluminiscencia en Holbox

Hablando de magia y naturaleza, pocos fenómenos entrelazan ambos mundos como el de la bioluminiscencia. Ocurre gracias a microorganismos que habitan en el mar y que producen reacciones químicas cuando son agitados o alterados. Estas reacciones se manifiestan como energía de luz, visible en circunstancias de mucha oscuridad, como en noches sin luna.

La mejor época para apreciar la bioluminiscencia en Holbox es de abril a septiembre, ya que en los meses de otoño e invierno la temperatura del agua no es lo suficientemente cálida para la proliferación de los pequeños organismos que la producen. Toma en cuenta también que, aún en temporada, hay varios días en los que la luz de la luna es tan fuerte que no se puede ver el fenómeno, por lo que es mejor intentar experimentarlo en noches de luna nueva, cuarto creciente o cuarto menguante.

El espectáculo de la bioluminiscencia.

Algunos días hay abundancia de microorganismos y puedes ver la bioluminiscencia en plena playa, con todo y las luces del pueblo. Sin embargo, normalmente tendrás que adentrarte un poco en el mar o buscar playas oscuras, alejadas del pueblo. A decir verdad, lo mejor es contratar un tour. Los operadores pueden llevarte en kayak mar adentro a los lugares en los que se ve mejor.

Ahí, en el silencioso murmullo de las olas y el viento, podrás nadar entre destellos verde fosforescente y admirar la estela luminosa que dejan los peces al nadar. ¡Inolvidable!

Kayak en el manglar

Entre la laguna, el océano y los ríos que atraviesan la isla, hay un laberinto de manglares esperando a ser descubierto. El tour de kayak por el manglar es perfecto para quienes buscan actividades al aire libre y hacer un poco de ejercicio. Rema a través de los caminos de la naturaleza mientras encuentras todo tipo de aves y animales salvajes.

Aventura en bici

Hay quien opta por rentar un carrito de golf para recorrer la isla, pero la verdad es que rentar una bicicleta es la opción superior. Las bicis llegan a lugares donde los carritos no pueden y se siente como un medio de transporte más en sintonía con el lugar.

Explora Holbox en bici

Arráncate desde el final de la zona hotelera hasta Punta Coco y Punta Ciricote. Recorre de un extremo a otro el área habitada de Holbox y piérdete un rato en las veredas solitarias del lado oeste.

Otras actividades en Holbox

El banco de arena que se forma en la playa a lo largo de la zona hotelera ofrece la oportunidad única de “caminar en el mar”. Las primeras horas de la mañana y el atardecer son los mejores momentos para hacerlo.

Caminata por el banco de arena en Holbox.

Hablando de atardeceres, los de Holbox son espectaculares. Al ser un pueblo tan pequeño, el atardecer se convierte en la fuente de entretenimiento más popular. Por eso, es más que una simple puesta de sol, es un momento del día en el que locales y turistas se reúnen en la playa a contemplar el paisaje. Niños jugando, música de tambores y guitarras, clases de yoga, todo sucediendo al mismo tiempo.

¿Te gustan los animales? El Refugio Animal hace una labor extraordinaria de rescatar y rehabilitar todo tipo de animalitos, desde perros callejeros hasta pelícanos. Puedes visitar para conocerlos e incluso ayudar a pasear un perrito por la playa.

Finalmente, si la adrenalina es lo tuyo, te alegrará saber que Holbox es un destino de clase mundial para hacer kitesurf (también llamado kiteboarding). Ya sea que tengas experiencia en este deporte acuático o que quieras tener tus primeras lecciones, hay escuelas de kitesurf que te pueden ayudar con el equipo y todo lo necesario para volar por encima del mar.

Tarde de kitesurf en Holbox.

Dónde comer

La escena gastronómica se ha convertido en un atractivo turístico más de la isla. Hay muchísimos restaurantes en Holbox, encontrar los mejores puede ser todo un reto. Te vamos a recomendar un poco de todo para que decidas qué es lo que más se te antoja.

Comencemos como empiezan los días: con el desayuno. En este horario, el clásico de clásicos es Le Jardin. El propietario es un francés retirado que decidió ir a pasar el último tercio de su vida a la isla y abrir su propia panadería y café. Hacer cuernitos y chocolatines en el clima de Holbox no es tarea fácil, pero el señor encontró la fórmula perfecta. Además del pan dulce y el café —que se puede rellenar—, sirven unos omelets y sándwiches deliciosos. El lugar es literalmente un jardín, estarás rodeado de vegetación y exuberancia mientras desayunas.

Una alternativa es Painapol, en donde encontrarás los desayunos más fotogénicos del pueblo. Son especialistas en smoothie bowls, superalimentos y platillos vegetarianos, pero también ofrecen tartas, pasteles, hot cakes, focaccias y otras opciones para los que no son tan saludables. Tiene toda la energía playera: suelo de arena, columpios, muebles de madera y adornos colgantes hechos con conchas y caracoles.

Ambiente de playa en Painapol

Para la comida y la cena, el abanico de opciones se multiplica. ¿Traes ganas de entrarle a unos mariscos en un negocio local? Las Panchas es lo que estás buscando. Un restaurante orgullosamente holboxeño a unos cuantos metros del mar, con todos los platillos clásicos y una que otra sorpresa —como el exquisito pulpo a la mantequilla—. Si lo que quieres es degustar la famosa pizza de langosta, te recomendamos hacerlo en Roots, en donde además podrás disfrutar del buen ambiente y música en vivo.

En Barba HBX sirven los mejores tacos de mariscos de la isla, pero además hay opciones deliciosas para vegetarianos. No te pierdas lo que ofrece la barra, incluyendo las bebidas hechas con una ginebra producida localmente en el pueblo vecino de Solferino, Quintana Roo. Pero si traes ganas de unos tacos más tradicionales, te recomendamos los de Maiztro: suadero, cecina, rib eye y longaniza son algunas de sus especialidades.

Hablemos de una cena especial. Un lugar perfecto para la ocasión es Luuma, una especie de jardín nocturno iluminado por antorchas y velas. Aquí la comida se pide en tandas de tapas y las combinaciones sorprendentes son la norma. Kebab de camarón al pastor, falafel de frijol con salsa de jocoque, tamal de borrego con sopa de recado negro y, de postre, un chocolate infusionado al romero con toques de queso azul, chile morita y elote.

Cena en Luuma. Foto: @luumaholbox

En El Chapulim el chef cambia el menú cada noche y le propone a los comensales cuatro opciones de plato fuerte: lo tomas o lo dejas. La comida aquí no es pomposa ni adornada, si acaso es gloriosa y sublime. El talentoso cocinero detrás de este restaurante lleva más de dos décadas despachando cada noche y no es casualidad que su negocio siga prosperando.

Salma posa como taberna pirata pero esconde un menú ambicioso y sofisticado. Como prueba, los tacos de chamorro con cerveza artesanal y miel, o los macarrones en aceite de trufa y mezcla de quesos suaves. Si te quedas el tiempo suficiente después de cenar, te tocará ver cómo el lugar se convierte en el club de música electrónica más chic de Holbox.

Por último, una opción diferente. Pandora Holbox ofrece algo más que una cena, es una experiencia multisensorial completa que se logra a través de un espectáculo teatral conformado por música, danza, narrativa e iluminación. Vagamente inspirado en la saga de Avatar de James Cameron, este show explora el aspecto sagrado de la naturaleza y la importancia de estar en sintonía con nuestro entorno. Los límites entre el escenario, la vegetación del lugar y los invitados se difuminan, creando una experiencia interactiva.

Festividades en Holbox

Sin lugar a dudas, la fiesta más grande es el Carnaval de Holbox. Cada año, entre febrero y marzo, el pueblo entero entra en pausa. Las calles se llenan de coloridas comparsas con música en vivo, vistosas coreografías y atuendos espectaculares. Cada comparsa ha desarrollado un concepto para ese año y se han escrito letras para cada una de las canciones que presenta. A veces, las letras hablan del orgullo de ser holboxeño; otras, de los chismes y acontecimientos recientes en el pueblo.

Comparsa en pleno carnaval.

La alegría se siente en todas partes. Detrás del vestuario y maquillaje están los lugareños, los mismos que te atienden en los negocios y que trabajan como guías en los tours. Dueños de restaurantes, amas de casa, funcionarios, taxistas, en ese momento todos están bailando y cantando al unísono con una enorme sonrisa dibujada en el rostro. Si no lograste cachar a todas las comparsas del día durante su recorrido, no te preocupes, en la noche se presentan todas otra vez en el domo de la plaza central.

Por otro lado, en abril es la fiesta de San Telmo, Santo Patrono de los pescadores. Hay una procesión por el pueblo que culmina en gran festejo en el centro. Además, en estos días se realizan competencias de pesca, se cocinan el pescado y los mariscos y se regalan a los pasantes. ¡El tipo de fiesta que no te quieres perder!

Dónde hospedarse

Hoteles en Holbox hay muchísimos, para muchos estilos y presupuestos. Tu elección va a depender de si quieres estar cerca del centro o retirado de todo, si tener frente de playa es importante o no, y de cuánto quieras pagar por noche.

Si prefieres un hotel cercano al pueblo, Villas HM Paraíso del Mar es perfecto. Está construido como una aldea en la selva y tiene una zona amplia de camastros con vista al mar. ¿Llevas mascotas? Casa Iguana es pequeño y muy cómodo, es pet-friendly y está a dos minutos del centro. A un lado está Casasandra, un hotel cuya principal inspiración es el arte. El restaurante es famoso por ser de los mejores en Holbox.

Un fuerte de la isla es la gran cantidad de encantadores hoteles boutique. Entre los más populares está Casa Takywara, ni tan cerca ni tan lejos del centro y con acceso a una de las mejores playas de Holbox. La decoración le da prioridad a la naturaleza y se utilizan productos orgánicos y biodegradables.

La vista desde Casa Takywara

Nomade, de los creadores del hotel del mismo nombre en Tulum, es el paraíso para los amantes del diseño y la decoración. Tomando inspiración de la naturaleza, las habitaciones son como casas de árboles y están construidas para causar el menor impacto ambiental posible.

Punta Caliza se ha hecho famoso por sus detalles arquitectónicos, principalmente sus habitaciones que colindan con la alberca, sólo tienes que abrir la puerta y echarte un clavado. Hay que caminar un poco para llegar al mar, pero el hotel cuenta con un club de playa para sus huéspedes.

Si prefieres estar completamente alejado de todo, la opción es Las Nubes. Se ubica al final de la zona hotelera, en el extremo este de la isla. Después de Las Nubes, ya no hay nada. La tranquilidad y el silencio es el principal atractivo del hotel, que también cuenta con una bella terraza desde donde se puede apreciar el atardecer con toda comodidad.

Y si lo que buscas es una experiencia más parecida a los hoteles de Playa del Carmen y la Riviera Maya, seguramente te convencerá el Margaritaville St. Somewhere. Muy cerca de Punta Coco, ofrece espacios amplios y amenidades como clases de cocina, retas de voleibol de playa y otras competencias, así como una enorme alberca con servicio de alimentos y bebidas.

Vista desde el Margaritaville St. Somewhere.

Tips para viajar a Holbox

Lleva repelente de insectos. Los mosquitos, especialmente entre mayo y noviembre, son muy abundantes en la isla. ¡A la mayoría de los turistas les toma por sorpresa!

Prepárate para los charcos. Las calles de Holbox no están pavimentadas y la isla no cuenta con drenaje. Esto quiere decir que, cuando llueve, la arena de las calle se convierte en lodo y charcos. Sugerimos llevar botas de plástico y, si quieres ahorrarte la situación, visitar en invierno.

Lleva suficiente efectivo. Muchos lugares aceptan tarjeta pero, si necesitas efectivo, no siempre es fácil conseguirlo.

Planea bien las fechas de tu viaje. La temporada de tiburón ballena es de mayo a septiembre. La bioluminiscencia se aprecia mejor entre abril y septiembre. La época seca va de diciembre a abril (menos charcos y mosquitos). El carnaval es entre febrero y marzo.

Cómo llegar

Hay que saber cómo llegar a Holbox, ya que los autos no cruzan a la isla. Es por eso que el primer destino es el puerto de Chiquilá, un pequeño pueblito desde donde salen los ferries hacia Holbox. Desde Cancún, toma la 180D (autopista a Mérida). Continúa hasta la desviación a Popolnah y tómala. Vas a atravesar Kantunilkín, San Ángel y Solferino antes de llegar a Chiquilá. Ahí puedes dejar el coche en un estacionamiento y tomar cualquiera de los dos ferries a Holbox. Salen cada media hora y tardan unos 25 minutos en llegar.

También salen autobuses a Chiquilá todos los días desde Cancún, Playa del Carmen y Mérida.

El cargo Holbox: guía definitiva de qué hacer y dónde comer en la isla apareció primero en Escapadas.

Escapadas Read More 

Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Clima hoy

Entadas recientes

Categorias

Recibe las últimas NOTICIAS y BLOGS en tu correo

Al suscribirte recibirás un correo diario con las últimas noticias y blogs, Puedes darte de baja cuando quieras.

¡No Enviamos spam! Lo prometemos.