Categorías: Noticias Tijuana

Un panorama optimista para 2023

El 2023 será el quinto año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador y, por lo tanto, será el preámbulo de la elección presidencial. Esto quiere decir que todo el país va a estar girando alrededor del cambio de sexenio, un poquito después de la elección para gobernador en Coahuila y el Estado de México que será en junio de este nuevo año. Esto si la captura de Ovidio no precipita otros acontecimientos.

El balance de fuerzas ha cambiado si lo comparamos con el año anterior. Morena y su coalición de partidos siguen presentando una alta preferencia en las tendencias electorales, pero es muy probable que a partir de ahora esa tendencia empiece a cambiar. Un factor decisivo que va a permear en estos cambios es el de la evaluación del sexenio de López Obrador.

No es lo mismo medir las preferencias electorales a mediados o al inicio del gobierno que al final del mismo. En este último caso hay ya una evaluación general de los logros y las promesas cumplidas, de los beneficios obtenidos o de los errores cometidos durante el ejercicio de gobierno. Es cuando el elector promedio se empieza a preguntar: ¿vale la pena seguir votando por el mismo partido? ¿Tengo otras opciones si decido que no?

Este quinto año va a inaugurar esta nueva fase, y hasta ahora lo que se logra apreciar es que el electorado está dividido entre la opción que representa Morena y la que puede representar la alianza de partidos de oposición. Esto significa que la elección de 2024 no está claramente definida, a pesar de la gran ventaja de Morena.

El gobierno de AMLO ha tenido una subida espectacular desde su inicio y ahí se ha mantenido durante 3 o 4 años, pero a estas alturas ya empieza a desdibujarse sin caer (todavía) al vacío. Su gobierno se ve agotado, lo mismo que la figura del presidente. Su discurso o su narrativa llegaron a un tope y ya no dice nada nuevo, aunque el presidente repita una y otra vez que el país está en un proceso de “transformación”.

En este balance es muy evidente hasta ahora que si bien AMLO ha impulsado un proyecto que parte de la destrucción de las instituciones, ha fracasado rotundamente en ese intento. Esta es quizá la principal nota de su sexenio. A pesar de su enorme debilidad, las principales instituciones han resistido los embates de López Obrador.

Ahí está el caso del INE y el más reciente de la SCJN, en donde AMLO quiso cambiar su composición para que fueran organismos al servicio del presidente. No pudo. Esto representa un cambio fundamental para el país, además de su gran significado, que va a influir en la dinámica del poder en los próximos meses, es decir, en el punto más alto del proceso electoral.

Un punto más donde se ve el agotamiento de la narrativa de AMLO es el que se refiere a los pobres, que es el corazón de su liderazgo político. En una reciente intervención durante sus mañaneras, se le vio decir algo que debería derrumbar su gobierno: el apoyo a los pobres, afirmó, “no es un asunto personal, es un asunto de estrategia política. Ayudando a los pobres –dijo abiertamente- va uno a la segura”.

Entrada Relacionada

Lo sabíamos desde siempre. Como ocurre con todos los líderes populistas y demagogos aquí y en todas partes, los pobres son sólo una bandera política para ganar votos y acceder al poder. Así lo concibe López Obrador y Morena, ofreciendo dádivas y pequeños apoyos para mantener un andamiaje electoral. No hay una política real para sacar a los pobres de su lacerante pobreza.

Un elemento más que ya se aprecia en el panorama político del país es el despertar de las protestas ciudadanas, principalmente de las clases medias, entre los empresarios y pequeños propietarios, grupos a los que AMLO se ha referido de manera desdeñosa durante todo su gobierno. Cada día está cobrando más fuerza en estos grupos y sectores sociales la idea de que “Morena tiene que irse” o de que su gobierno no debe continuar en el país, en los estados y municipios mal gobernados por ese partido.

A diferencia de otros finales de sexenios, con López Obrador el país no está al borde de la quiebra económica o ante un colapso financiero inminente, pero sí está bastante lastimado por la polarización y la división que el presidente promovió e impulsó como parte de su estrategia política para destruir y desarticular el poder de las élites y borrar a las oposiciones.

La opción adoptada por AMLO fracasó totalmente. Ha sido un error dividir a la sociedad de manera tan maniquea como lo hizo. Grandes porciones de la sociedad han tenido que defenderse de los embates y la estigmatización que AMLO impulsó desde sus mañaneras, siguiendo el guión del populismo más chato y ramplón jamás imaginado.

La elección presidencial de 2024 puede ser un “encontronazo” de un país dividido, pero también la posibilidad de poner fin a la pesadilla que inauguró el odio como política.

El cambio se está gestando en otro lado. ¡Feliz año para mis lectores!

 Noticias de Tijuana | EL IMPARCIAL Read More 

Compartir
Publicado por

Entradas recientes

Tres notas que no debes perderte

Tres notas que no debes perderte

Generará fuga de clientes nueva ley antitabaco Con la entrada de las modificaciones en la Normatividad…

9 horas hace

Generará fuga de clientes nueva ley antitabaco

Tijuana BC.- Con la entrada de las modificaciones en la Normatividad de Control del Tabaco…

10 horas hace

Necesario la prevención y justicia para evitar aumento de la violencia en BC

Tijuana BC.-Para evitar que en Baja California nuevamente incremente la violencia es necesario que el…

12 horas hace

Gimnasio paralímpico de Rosarito sigue sin funcionar

Rosarito BC.- Sin funcionar continua el gimnasio paralímpico en Rosarito, único en su tipo, el…

14 horas hace

Se busca a Miguel Ángel Ortiz Hernández de 16 años

Tijuana BC.- De acuerdo al boletín de la Fiscalía General del Estado, se pide el…

16 horas hace

Habrá bodas el día de San Valentín frente a la bahía de San Diego

San Diego, California. - Si buscas una boda romántica, puedes aprovechar el próximo día de…

17 horas hace